+34 936 241 251 info@youreleganthome.es
0 elementos

Al elegir el tipo de grifo de ducha, a menudo hay un dilema con respecto a las ventajas y desventajas de una grifería de ducha empotrada y vista. Muchos se preguntan si elegir una versión más estética con la instalación oculta bajo el yeso o un conjunto tradicional con un montaje en superficie sencillo y sin problemas. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras.

Grifo de ducha empotrado

La versión empotrada definitivamente es visualmente perfecta para baños minimalistas donde el exceso de detalles y elementos pueden perturbar la forma pura de la decoración. La opción de instalar la grifería oculta en la pared y que solo sea visible el grifo y la ducha es una solución que enfatiza la modernidad y agrega elegancia a la zona de ducha.

Su instalación, sin embargo, implica una incremento considerable del gasto ya que se requiere de una apertura en la estructura de la pared. Deben tallarse ranuras bastante profundas para adaptarse a toda la instalación. Sin duda, es más fácil tomar esa decisión en una construcción nueva o durante una reforma. Posteriormente se puede colocar una pared de cartón yeso en un marco especial.

El aspecto elegante y moderno seguramente convencerá a quienes habitualmente deciden gastar más en este estilo de detalles. La instalación de una batería de este tipo es bastante laboriosa y requiere experiencia. La conexión incorrecta de los componentes puede tener consecuencias desagradables en forma de fugas. Desafortunadamente, encontrar la causa requeriría astillar las baldosas, por eso te recomendamos dejarlo en manos de profesionales. 

Grifos de ducha vistos

Al elegir un conjunto de pared estándar, el clásico de toda la vida, evitaremos los problemas asociados con el montaje complicado, que a menudo duplica el costo de toda la grifería. Al elegir el modelo correcto de buena calidad, puedes obtener una estética atractiva y a la vez comodidad para el baño.

Las colecciones de grifería de ducha de Imex ofrecen soluciones muy interesantes: grifos con o sin caño, teléfonos de ducha, grifería termostática, etc. 

¿Grifería empotrada o a la vista?

A la hora de elegir una grifería de ducha, además de las consideraciones económicas, probablemente nos guiaremos por el aspecto visual y aquí la ventaja de las griferías empotradas que solo muestran partes externas, ocultando toda la instalación y las tuberías. Sin embargo, debes acordarte que el mantenimiento de dichas baterías será más difícil y puede implicar la rotura de las baldosas.