Realizar una reforma es tarea difícil. Es fácil caer en errores complicados que resultan saliendo caros. Pero no se preocupes, a continuación enumeramos cuatro de los errores en reformas más comunes, además de consejos sobre cómo solucionarlos. Sigue leyendo para saber qué puedes hacer para mantener tu reforma y tu bolsillo sano y salvo.

Abordar demasiado a la vez

Este es más común entre los nuevos propietarios que poseen un espacio nuevo y desean reformar y decorar todo a la vez sin planificación previa. En este caso, el proyecto de reforma se convierte en varios proyectos sin pies ni cabeza. Antes de que te des cuenta, toda la casa está en desorden y sin coherencia. Por lo general, en lugar de conducir a la satisfacción por un trabajo bien hecho, esto conduce a la frustración de no saber por dónde ir, cómo empezar ni cómo acabar. Afortunadamente, esta es una solución fácil. En lugar de intentar abordar varios proyectos de reformas de viviendas a la vez, es mejor concentrarse en uno a la vez. La realidad es que realizar una reforma es estresante. Concentrar toda su energía en un área mantiene su casa limpia y su presupuesto intacto.

En caso que desees realizar una reforma integral, siempre es mejor realizarla de la mano con una empresa especializada. Te proporcionará las licencias, seguridad y garantías que necesitas para llevarla a cabo.

Hacer bricolaje (sin experiencia)

No hay forma de evitarlo: los presupuestos de reformas no son baratos. Esta solución se trata de reconocer sus propios límites. ¿Alguna vez has realizado proyectos de mantenimiento de viviendas a gran escala? ¿Se consideraría «útil» el bricolaje que has realizado anteriormente? ¿Tienes los conocimientos especializados necesarios para abordar tareas como trabajos de electricidad y fontanería? Si la respuesta es “no” a cualquiera de las anteriores, es mejor que hables con un profesional.

Elegir la estimación más baja

Cuando decides tener ayuda profesional, una de las primeras cosas que debes hacer es recopilar un par de presupuestos diferentes. Una vez que las cotizaciones finalmente llegan, puede ser tentador optar por la más baja para tratar de ahorrar algo de dinero. Sin embargo, ese bajo costo suele ser bajo por una razón. Es posible que estén tomando atajos o perdiéndose algunos servicios importantes que valen la pena por el gasto adicional.

En cuanto a la estimación de quién debes elegir, decídete por aquella empresa con la que te sientas más cómodo.

No anticipar los obstáculos

Desafortunadamente, las reformas rara vez se realizan según lo planeado. Lo último que alguien quiere es sufrir un revés inesperado en medio de un proyecto, pero suele ser algo que sucede frecuentemente. Lo mejor que puedes hacer es asegurarte de estar listo para lo inesperado antes de que comience la reforma. Lo convencional suele ser dejar entre un 10 y un 15 por ciento adicional en el presupuesto para gastos imprevistos o estos costos inesperados. 

Si deseas realizar una reforma y deseas contar con un equipo de profesionales, desde Your Elegant Home podemos ofrecerte nuestros servicios. Ponte en contacto con nosotros y evaluaremos tu proyecto sin compromiso alguno.